El trabajo se enmarca dentro de la rehabilitación integral de una construcción
escolar de principios del siglo XX, del arquitecto Pedro Cerdán Martínez (1862-1947), de estilo ecléctico-neomudéjar que se encontraba en desuso, situada en el céntrico barrio de San Antolín en la ciudad de Murcia.

Se trata de una edificación que forma parte de una serie de cuatro grupos de
Escuelas Graduadas construidas en los años 1905 y 1910 por dicho arquitecto. Todos
ellos se ejecutaron a instancias del murciano Antonio García Alix, ministro de Instrucción Pública de la época, de donde le viene el nombre al centro.

Logotipo

El estilo neo-mudéjar surge en el siglo XIX como un renacimiento de la arquitectura
mudéjar. Una de las características que define tanto al estilo mudéjar como
posteriormente al neo-mudéjar es la geometría en todos sus elementos decorativos.

Dentro de este contexto toca ponerse a trabajar y no perder de vista la premisa
fundamental auto-impuesta: la geometría.

No fue difícil para Simbólico, encontrar el paralelismo entre todo esto y una de las apuestas estéticas del proyecto arquitectónico, el azulejo de 15x15cm. en color blanco mate, que esta presente en todos los espacios comunes del edificio.

La intención ha sido plasmar una idea en su estado mas puro, que fuera captada y
memorizada sin dificultad. El logotipo usa la abreviatura del apellido García (Gª) como
nexo de unión con el apellido Alix, asimismo utiliza la “X” final para simbolizar la
geometría mudéjar.

Se decidió incorporar el elemento “X” a las cristaleras que separan espacios
interiores del edificio así como en las de fachada.

El objetivo era doble, por un lado una potente apuesta gráfica para decorar
espacios diáfanos y por otro la necesidad de avisar visualmente al usuario del centro de la existencia de cristaleras que por su amplitud y luminosidad pudieran pasar
desapercibidas.

A las “X” se les encomendó el intencionado papel de “barandillas” visuales, es
más, la altura total de las ”X” con respecto al suelo es de 1,20mts. altura convencional de una barandilla.

Los cuadrados que forman las “X” son del mismo color y de la misma dimensión
que los azulejos, esto es de 15x15cm. Con ello se persigue guardar la necesaria
proporción en su relación más sencilla, la igualdad.

Señalética

Se dispone de un directorio en la entrada principal del centro, usando el color blanco para el fondo y el negro para el programa, destacando lo suficiente para cumplir
su cometido pero integrándose completamente con los azulejos.

Todas las puertas a excepción de los aseos son de acero inoxidable y cristal. La
señalética se realiza en vinilo color blanco adherido al cristal, en bandas de 15cm. de
altura y con las letras recortadas en su interior, todo ello con la intención de lograr una continuidad con respecto a los omnipresentes azulejos.

Para las salas ubicadas en el sótano pensadas como salas de usos múltiples y
exposiciones, se intentó buscar alguna característica para que tuvieran personalidad propia. Fueron llamados “sala a” y “sala be” unos nombres fonéticamente muy obvios pero con una percepción visual distinta de la esperada.

Se destaca la libertad absoluta de la que ha dispuesto Pedro Luis Alba Madridejos para este trabajo y la confianza del arquitecto director del proyecto de rehabilitación, Guillermo Jimenez
Granero, que ha dejado en sus manos la puesta en escena de este fantástico edificio.

Diseñado por Pedro Luis Alba Madridejos

Leave a Reply
Your email address will not be published.
  • ( will not be published )